PARAMOUR, Los Ziegfeld Follies regresan a la 42La compañía de teatro canadiense Cirque Du Soleil ha desembarcado en Broadway. Y lo ha hecho, ya en su tercer intento por conquistar la Gran Vía Blanca, ahora con su primer “musical”. Atrás quedan otros intentos como Zarkana y Banana Shpeel, dos flops que desaparecieron rápidamente de la cartelera. ¿Qué hay detrás del telón Art Deco que majestuosamente preside el escenario del Lyric? Un eco del pasado.

PARAMOUR es la nueva tentativa de la marca Cirque du Soleil de asentar una producción estable en Nueva York, un mercado que se le ha resistido ya dos veces. Y definitivamente han conseguido poner sobre el escenario algo nunca antes visto en Broadway. Para bien y para mal. La pretensión del Circo es mezclar lo mejor de ambos mundos, integrar su magistral tradición circense con el musical de Broadway de toda la vida. La ambición es admirable aunque la ejecución no le acompaña.

PARAMOUR, Los Ziegfeld Follies regresan a la 42

Cuenta con un elenco mayor de lo que se ve habitualmente en Broadway (pero más pequeño de lo normal para Cirque du Soleil): 22 acróbatas y 16 actores, artistas de 13 países diferentes, incluídos dos gémelos (Andrew y Kevin Atherton) que hacen un número aéreo sobre las más de 1930 butacas que hay dentro del Lyric Theatre. Impresionante.

PARAMOUR, Los Ziegfeld Follies regresan a la 42

Ruby Lewis as Indigo. (Photo © 2016 Richard Termine)

Las canciones de Guy Dubuc y Marc Lessard están más cerca de ganar Eurovision que de ganar un Tony, con temas bastante pastelones. El libreto ni siquiera viene firmado. Al tratarse de un musical, por primera vez hay un libreto, un texto, dentro de un show del Circo del Sol. Aunque en Cirque siempre han contado historias, hasta ahora han sido secundarias. En este caso siguen dando prioridad a las acrobacias y a los números llamativos. El argumento, una mezcla entre Moulin Rouge y Mack And Mabel, gira en torno a un director de cine, AJ Golden, el mejor director de la era dorada de Hollywood, que cuenta cómo encontró a su mayor estrella, Indigo, la cual estaba enamorada de Joey, el compositor de las canciones que ella cantaba en un club de Los Ángeles. Jeremy Kushnier interpreta a AJ, y según él, Indigo, interpretada por una bellísima Ruby Lewis, tenía “eso” que hacía que el resto del mundo solo pudiera mirarla a ella. Algo complicado cuando en medio de su primera intervención no puedes dejar de mirar al cuerpo de baile que está haciendo tap sobre las mesas, a un camarero que hace malabares con botellas y un acróbata que hace maravillas con un diábolo.

Con todo y eso, PARAMOUR es exuberante en cada uno de sus números y en todas y cada una de sus escenas. En su pretensión de contar la historia integrando el arte del circo, dando un paso más a lo que ya hizo Diane Paulus con el último revival de PIPPIN, hay momentos donde efectivamente lo consigue, como en el número del segundo acto ‘Love Triangle’. Coreografiado por Shana Carroll, el personaje de Indigo tiene que tomar una decisión complicada, entre Joey y AJ, y el triángulo se duplica entrando en escena los avatares acrobáticos de los tres personajes principales en un baile a tres bandas sobre un trapecio. La Indigo circense está a punto de partise entre sus dos amantes mientras que Ruby Lewis rompe en un momento de soprano a lo ‘Reina de la Noche’. Todas las artes se funden en una gloriosa explosión.

Philippe Decouflé es el director de esta pieza que cuenta también con un diseño de escenografía de Jean Rabasse que magistralmente llena el espacio con grandiosos sets. El vestuario de Philippe Guillotel reproduce los looks de la era dorada de Hollywood de una manera muy creíble.

En resumen, PARAMOUR resucita un fantasma de la Calle 42 que ya abandonó los escenarios hace tiempo. Los Follies de Ziegfeld. Vestidos brillantes, bellísimos artistas y escenografías monumentales. PARAMOUR es puro espectáculo, y como tal debe ser bienvenido.

PARAMOUR, Los Ziegfeld Follies regresan a la 42

Photo: PARAMOUR on Broadway – A Cirque du Soleil Musical;
Cast:
Indigo: Ruby Lewis
A.J.: Jeremy Kushnier
Joey: Ryan Vona
Invited dress rehearsal photographed: Friday, April 15, 2016; 7:00 PM at the Lyric Theatre/Broadway, New York; Photograph: © 2016 RICHARD TERMINE
PHOTO CREDIT – RICHARD TERMINE


PARAMOUR, Los Ziegfeld Follies regresan a la 42


Juanjo GonzalezDirector de BroadwayWorld Spain desde 2010 y productor en La Coja Producciones. Amante del buen teatro, especialmente del musical. Always daring to go beyond.


 

Issue0 BDM
DOWNLOAD OUR MAGAZINE NOW!
Register and we will send FREE!
Your Information will never be shared with any third party.