Un año después de su estreno en Broadway, la nueva y lujosa producción del musical de Rodgers & Hammerstein THE KING AND I dirigida por Bartlett Sher toca a su fin el próximo 26 de junio. Un largo viaje con cambio de reparto en su último tramo, siendo Marin Mazzie y Daniel Dae Kim los protagonistas que cerrarán el show, como Anna y el Rey de Siam. Este ha sido un caso excepcional por su extenso recorrido, que no es habitual para una producción del Lincoln Center, y al igual que ocurrió con SOUTH PACIFIC, también hay planes para que THE KING AND I de el salto al West End.

The King and I

Sobre el escenario del Vivian Beaumont Theatre se ha levantado una obra maestra titánica y a la par profunda en matices. El musical de 1951 tiene ya poco por descubrir, y solo hace 20 años (que es lo que debería pasar entre reposición y reposición) de la versión que tenía a Donna Murphy como la institutriz inglesa. Aún así éste, el cuarto revival de este musical, tiene un mensaje de empoderamiento femenino tan necesario ahora como en el Siam de 1860. Ese reino es gobernado por un Rey mimado, machista y dictador que invita a la maestra británica a enseñar inglés a sus mujeres y a sus 77 niños, con la intención de evolucionar y progresar. Un patriarca que se mantiene en su dogma y una profesora que reclama el respeto y el cambio. El choque dará paso a un delicado romance y a una admiración y atracción entre ambos mundos, que alcanza su auge en el clásico número “Shall We Dance?”.
The King and I
El barco de Sher está tripulado por un equipo creativo que ya hizo brillar el SOUTH PACIFIC de 2008. La diseñadora de vestuario Catherine Zuber recrea con precisión y realismo tanto los trajes y vestidos ingleses de la época victoriana como los ropajes de la corte de Siam a finales del siglo XIX. Por su parte el escenógrafo Michael Yearganllena el espacio con impresionantes decorados, una atmósfera que capta al espectador desde que entra en la sala, cambiando de jardines a interiores, con transiciones visualmente asombrosas, de la sala del trono a la habitación de Anna, al puerto donde desembarca el navío que lleva a Anna y su hijo hasta Tailandia. Este momento en el que un impresionante barco atraviesa todo el escenario con la protagonista que se acerca como una fecha hasta la proa por encima de la platea es una entrada tan impactante que tiene toda la atención del respetable para las siguientes dos horas y media de musical.
The King and I
A la cabeza del equipo artístico, el espectáculo tiene la fuerza y la maestría de Bartlett Sher, un director que lidera un gran equipo con un elenco de más de 50 actores, incluyendo el gran grupo de vástagos del Rey. Si bien en un reparto tan grande la atención se podría centrar solo en los principales y podría tener menor peso el resto, el caso de este KING AND I es el de un matizado y superlativo trabajo de todos y cada uno de los actores. No importa que la entrada de los niños siameses sea todo sobre esos niños: la reacción de sus madres no pasa desapercibida. Toda la guardia real, los ciudadanos de Siam, el ballet que representa la Pequeña Casa del Tío Thomas… Todos tienen un papel y una historia que hace que este musical que se abre en cinemascope tenga vida en todos sus puntos, coreografiados fluidamente y al unísono porChristopher Gatelli. Sin embargo, en algunos momentos la excesiva mecanización y la forzada comicidad de algunos papeles, hace que roles como el del Rey, interpretado por un debutante en Broadway Daniel Dae Kim, no sean tan fluidos como se espera y su desarrollo como personaje carezca de arco interpretativo siendo todo el rato artificial.

The King and I

No así la maravillosa Marin Mazzie, que regresa a Broadway por la puerta grande, aportando lustre y cuerpo a un papel que Kelli O’Hara ya bordó antes que ella, incluso llevándose el Tony a la Mejor Actriz en 2015. Pero al igual que la actriz original de 1951, la británica Gertrude Lawrence, con respecto a un entonces desconocido Yul Brinner, Mazzie es mayor que el actor que interpreta al Rey y eso da un nuevo juego a la pareja central del show, una química diferente y unas texturas que merecen la pena verse. Durante todo el musical, Marin Mazzie es perfecta para el rol, con una riqueza en la interpretación, una solemnidad en su porte y una melancolía a la par que ternura en temas como ‘Hello, Young Lovers’, que hacen de su actuación un caviar para aquellos que gustamos y degustamos el género. Su timing para la comedia también tiene un gran momento en el tema ‘Shall I tell you what I think of you?’ y es adorable y cautivadora en ‘Getting to know you’. El dramatismo de la segunda parte en la que Anna descubre que el Rey ha roto su compromiso y realmente no ha cambiado, justo después de haber alcanzado un momento romántico con él, es digno de mención.
The King and I
Los papeles secundarios siguen siendo secundarios de lujo, con la ganadora del Tony Ruthie Ann Miles, en el papel de la mujer favorita del Rey, Lady Thiang, que se lleva uno de los mayores aplausos de la función en su brillante ‘Something Wonderful’. Ashley Park es una preciosa Tuptim, dramática y devastadora en su escena más gloriosa del segundo acto.
The King and I
La orquesta, a la vista del público según entran los espectadores a la sala, interpreta esta partitura legendaria con maestría, dirigida por el fabuloso Ted Sperling, que trabaja como nadie con Bartlett Sher, siendo este un Tandem que ya había dado grandes frutos como en THE LIGHT IN THE PIAZZA.
The King and I
Una historia sobre un amor sin barreras de idioma, sobre el hermanamiento de razas más allá de la colonización. La tarea del teatro como lenguaje universal para trasmitir una historia intercultural y un mensaje de armonía alcanza en esta pieza su climax. Aunque pasan los años, las lecciones de Rodgers y Hammerstein sobre empatía e igualdad son más actuales y necesarias que nunca.


THE KING AND I


Juanjo GonzalezDirector de BroadwayWorld Spain desde 2010 y productor en La Coja Producciones. Amante del buen teatro, especialmente del musical. Always daring to go beyond.

 


 

Issue0 BDM
DOWNLOAD OUR MAGAZINE NOW!
Register and we will send FREE!
Your Information will never be shared with any third party.